Soluciones para decoración y arquitectura

Duralmond es un material composite que se obtiene al mezclar resinas sintéticas y naturales, cáscara de almendra triturada y otros aditivos. Con este innovador material, realizamos colecciones capaces de ofrecer un planteamiento decorativo novedoso y original que permite utilizar volúmenes, formas y texturas en paredes y techos, zonas hasta ahora casi siempre limitadas a superficies planas y frías.

Compromiso ecológico

Gracias a nuestro sistema de fabricación, convertimos un residuo vegetal como la cáscara de almendra, en una serie de objetos biodegradables y reciclables, que al ser fabricados por técnica de moldeo, pueden adquirir formas, mimetizar texturas y dar rienda suelta a la imaginación de los prescriptores y diseñadores más inquietos.

Proceso de fabricación

Usamos una técnica de moldeado que nos permite ofrecer formas y texturas para dar solución a cualquier planteamiento decorativo. Tras un proceso de polimerización y sometiendo la pasta a determinadas condiciones de presión y temperatura dentro de un molde, el material Duralmond se transforma en objetos rígidos y terminados, adoptando del molde formas y texturas.

Duralmond, un material único

Hidrófugo: ideal para zonas húmedas.

Efecto antireververación y aislamiento acústico:

Adecuado comportamiento frente al fuego: Certificados europeo Cs2, d0.

Material ligero: no sólo afecta a la estructura de un edificio sino que su ligereza favorece la instalción.

Fácil instalación: no requiere conocimientos especiales del instlador y se puede usar la mismo maquinaria con la que se trabaja la madera.
No requiere ningún mantenimiento posterior a su instalación.

Material mimético: Adopta la forma del molde así como la textura con una gran precisión.

Densidad variable: Con la misma pasta, podemos obtener objetos de densidad muy variable, en un rango que va desde 175 gr/litro hasta 700 gr/litro.

Resistencia mecánica: Elo material presenta una resistencia mecánica variable en función de la densidad que tenga. Con gran densidad el material es muy duro y resistente al polpeo y a la abrasión, y con densidad muy baja es menos resistente pero más elástico y menos pesado. Con el mateial en una densidad media conseguimos unos parámetros muy adecuados para poder trabajr con el mismo con resusltados óptimos en cuanto a corte, lijado, taladrado, atornillado o clavado.

Solidez a la intemperie: Es prácticamente inalteralble a la acción del sol y totalmente impermeable al agua.

Aislamiento: La resina en su polimerización crea unos microporos en el interior, que hacen que el Duralmond sea un perfecto aslante tanto trmica como acústicamente. Debido a sus formas, normalmente curvas, los revestimientos tienen un efecto disipador del sonido y antireververación.

Resistencia contra el ataque de xilófagos y otros agentes bióticos: No atrae la acción de termitas, carcomas, hongos de pudrición, insectos de ciclo larvario, ni favorece el anidamiento de roedores u otros insectos.

Limpieza: Resiste la acción de casi todos los productos de limpieza que se usan en el hogar, y por supuesto el agua.